3 tips para manejar los costos de apertura de un restaurante

​​Gracias a los estrechos márgenes de beneficio, los elevados gastos operativos y la gran competencia, una de las mejores cosas que puedes hacer para asegurarte de que tu restaurante acabará dando beneficios es proyectar los costos de apertura y los gastos corrientes previstos antes de solicitar préstamos y ayudas financieras.

 

Una cosa es clara: Los dueños de restaurantes que están preparados y cuentan con suficiente capital inicial tienen más éxito a la hora de llevar a cabo sus ideas.

 

Prepárate, porque en este artículo te vamos a compartir por qué calcular y financiar con precisión los costos de apertura te posicionará para el éxito de tu restaurante. ¡Aquí vamos!

 

Evita los retrasos

Desde la redacción de un plan de negocio hasta la elección de un local, la dotación de personal, la integración de los sistemas de punto de venta, los pedidos en línea, etc., la apertura de un restaurante puede llevar meses de preparación.

 

Cosas como la construcción y las renovaciones, y la burocracia asociada a las aprobaciones de los permisos, etc., pueden ralentizar incluso los planes mejor trazados. Este tipo de inconvenientes no son extraños y son de esperar.

 

Sin embargo, los retrasos financieros pueden evitarse si se planifican bien los gastos y se dispone de suficiente capital inicial. Y si no cuentas con un fuerte capital inicial, o si buscas una alternativa para tu restaurante, puedes considerar abrir una dark kitchen; sin duda alguna, es uno de los modelos más interesantes ya que se enfoca en vender por medio de delivery exclusivamente, y no atiende a los clientes de manera presencial.

 

Este modelo te permite iniciar tu aventura dentro de la industria restaurantera en cuestión de semanas, sin tener que perder tiempo con permisos, compra de decoración y mobiliario, contratación extra de personal, y demás.

 

Ten una red de seguridad

Puede llevar algún tiempo llegar a ser completamente rentable. Por eso es importante disponer de un colchón de capital circulante para cubrir los gastos operativos durante al menos 6 meses o un año.

 

De lo contrario, es posible que haya que subvencionar con otros fondos los gastos de puesta en marcha subestimados. Normalmente, estos fondos deben ahorrarse para ayudar a pagar las facturas y los gastos operativos durante el primer año de funcionamiento.

 

Si se calculan correctamente los gastos de puesta en marcha, no será necesario recurrir al capital de reserva para completar la fase inicial. Es mejor asignar suficiente dinero para la puesta en marcha y mantener el capital de reserva para utilizarlo más adelante (si es necesario) para mantener el negocio a flote.

 

Prepárate para las emergencias

Es importante esperar lo inesperado. Ponerse en situación de responder financieramente a situaciones de emergencia imprevistas puede no sólo salvar su restaurante, sino también su cordura.

 

El dinero para imprevistos asignado en los gastos de inicio es la mejor manera de prepararse para los desafíos imprevistos. Ser capaz de recuperarse rápidamente de un contratiempo te ayudará a mantener el impulso y a cumplir el calendario.

 

¡Llegamos al final! Con una planificación, una estimación y una financiación adecuadas, tu restaurante puede obtener estas claras ventajas. Si te gustó este artículo, te invitamos a compartirlo con tus amigos y familiares interesados en la gestión de restaurantes.

Tu restaurante digital.

Cocina en

Virtual Kitchens


Más consejos e historias

Y mucho más. Busque todos nuestros consejos.