Los cuatro principales costos que deben conocer los dueños de restaurantes

Una de las preguntas más habituales que nos hacen es: “¿Cuánto cuesta abrir un restaurante?”. Es una pregunta difícil de responder, porque hay que tener en cuenta numerosos costos de apertura de un restaurante.

 

Poner en marcha tu idea será probablemente tu proyecto más difícil como dueño de un restaurante, pero también será el más gratificante. Como ocurre con la mayoría de las grandes decisiones de la vida, la pregunta que sigue a “¿Cómo abro un restaurante?” es “¿Cómo lo pago todo?”.

 

En el siguiente artículo, enlistaremos los cuatro principales costos asociados a la apertura de un nuevo restaurante, para que sepas a detalle qué esperar cuando decidas emprender un negocio dentro de la industria gastronómica.

 

¡Comencemos!

 

Nómina

Sin duda, uno de tus mayores gastos va a ser la nómina. Si no vigilas de cerca tus nóminas, pueden salirse de control. Los costes de mano de obra pueden variar en función del tipo de restaurante que tengas. En general, debes tratar de mantener tus gastos de nómina entre el 20 y el 25 por ciento de tu beneficio máximo. Recuerda que también puede ser caro contratar y formar a nuevos empleados. Por lo tanto, si tienes empleados excepcionales en tu restaurante, haz todo lo posible por mantenerlos. Asegúrate de hacer una proyección y una auditoría diaria para asegurarte de que tus gastos de nómina son proporcionales a tus ingresos actuales.

 

Inventarios de alimentos

Al igual que los gastos de nómina, los gastos de comida y bebida variarán en función del tipo de restaurante que dirija. En general, los gastos generales relacionados con la comida y las bebidas deben estar entre el 35 y el 40 por ciento de sus ingresos totales. Si quieres que el restaurante sea rentable, entonces tus gastos de alimentos deberían estar más cerca del 30 por ciento de tus ingresos totales.

 

Equipo de cocina

Es imposible tener un restaurante sin el equipo adecuado. Necesitarás tener hornos, parrillas, refrigeradores y congeladores. El precio puede sorprenderte si no estás preparado, así que tienes que pensar cuidadosamente en el equipo que necesitas para abrir tus puertas.  No olvides que es posible que tengas que pagar costos adicionales para que te instalen el equipo, así que haz un presupuesto acorde.

 

Contemplando los gastos que implica equipar una cocina nueva en un restaurante, tiene sentido que busquemos otras alternativas que se ajusten más a nuestro presupuesto; las buenas noticias es que ahorrar en este punto es realmente fácil al rentar una dark kitchen, ya que te permite rentar un espacio equipado para ofrecer tus servicios de comida por medio de delivery, sin tener que invertir en una cocina industrial nueva y todos los gastos que conlleva.

 

Permisos

Para servir comida y bebida se necesitan permisos específicos, los cuales cuestan dinero. La licencia de bebidas alcohólicas puede ser el primer obstáculo que le venga a la mente, pero hay otras normativas complicadas relacionadas con la gestión de un restaurante. Estos gastos pueden acumularse rápidamente, y es posible que tengas que pagar dinero adicional para renovar estas licencias cada año.

 

¡Esto es todo por hoy! Ahora tenemos los fundamentos para abrir nuestro primer restaurante. ¿Qué te pareció el artículo? Si te gustó, ¡compártelo con tus amigos interesados en la gestión de restaurantes!

Tu restaurante digital.

Cocina en

Virtual Kitchens


Más consejos e historias

Y mucho más. Busque todos nuestros consejos.