Los retos más comunes de los restaurantes y cómo solucionarlos

Abrir y gestionar un restaurante con éxito requiere una gran cantidad de capital y conlleva muchos riesgos. Especialmente durante los últimos 18 meses, debido a la pandemia ocasionada por el COVID-19, los propietarios de restaurantes han tenido que cambiar sus prácticas sobre cómo gestionar un negocio durante una pandemia.

 

A medida que salimos de la sombra de COVID-19, los propietarios y los equipos de gestión se enfrentan a cuatro retos fundamentales, que en realidad siempre han existido, pero se han agravado en los últimos meses:

 

  • Encontrar y retener personal de calidad
  • Mitigar el aumento de los costes de los alimentos
  • Controlar los crecientes costes operativos

 

Por eso, en este artículo te presentamos algunas soluciones prácticas para ayudarte a superar estos obstáculos y prosperar. ¡Vamos a comenzar!

Encontrar y retener personal de calidad

A medida que los restaurantes reabren y amplían sus operaciones después del COVID, aumenta la necesidad de empleados de calidad. Sin embargo, los propietarios de restaurantes que solían recibir docenas de solicitudes para un puesto vacante ahora tienen dificultades para encontrar a alguien que cubra los puestos de trabajo disponibles.

 

Solución:

 

Para atraer y mantener a los empleados de calidad, necesitas ofrecer una cultura que sea más atractiva que la de tus competidores. La rotación de personal es habitual en el sector de la alimentación, pero también es costosa. Ahora más que nunca es importante conseguir que los buenos candidatos entren por la puerta y los mantengan.

 

Una vez que tengas un equipo que te guste, es importante mantenerlo contento. Esto puede ser tan sencillo como pedirles su opinión y tomar medidas en función de esos comentarios.

 

Mitigar el aumento de los costes de los alimentos

Debido a la forma en que la pandemia afectó a la agricultura, todo, desde los huevos hasta la harina, llega a los restaurantes a un costo más alto, y los restaurantes deben encontrar una manera de hacer frente a la situación.

 

Solución:

 

Empieza por aprender a controlar los gastos de los alimentos. Habla con tus proveedores actuales y averigua si pueden ayudarte con los precios. Quizá descubras que hay ofertas sin aprovechar si simplemente cambias el tipo de tomates que compra o si los compras en una cantidad diferente.

 

Después, domina el precio de tu menú. Calcula los porcentajes de los costes de los alimentos y, a continuación, revisa el menú para ver qué precios deben ajustarse. Puede que sea el momento de reducir su menú, eliminando los artículos de baja venta y baja rentabilidad y dejando sólo los artículos populares y los que tienen un mayor margen de beneficio.

 

Controlar los crecientes costes operativos

Además del aumento del coste de la comida, los costes de personal y de funcionamiento en general se han disparado. Además, en algunas zonas todavía hay restricciones para volver a comer en persona, lo cual ha provocado una baja en ventas.

 

Solución:

 

Considera abrir una dark kitchen. Las dark kitchens son operaciones de entrega que ofrecen a los restauradores una forma de aprovechar la creciente demanda de entregas sin tener que emprender un negocio completamente nuevo. También permiten a los restauradores utilizar los ingredientes de su menú actual y aprovechar el personal existente para ejecutar pedidos de entrega adicionales.

 

¡Esto es todo por hoy! Te invitamos a compartir el artículo con tus amigos y familiares interesados en la gestión de restaurantes.

Tu restaurante digital.

Cocina en

Virtual Kitchens


Más consejos e historias

Y mucho más. Busque todos nuestros consejos.